KARMELO ETXEGARAI

ESCUELA PÚBLICA

AZPEITIA

NIÑOS Y NIÑAS DE ENTRE 2 Y 6 AÑOS

GRUPOS DE TRABAJO FORMADOS POR FAMILIARES PARA HACER TALLERES DE DISEÑO Y PARTICIPAR EN AUZOLAN.

IMPLICACIÓN DEL PROFESORADO COMO RESPONSABLE PEDAGÓGICO Y DESARROLLANDO ACTIVIDADES EN LAS AULAS.

FINANCIACIÓN> GOBIERNO VASCO, EL CENTRO Y EL AYUNTAMIENTO DE AZPEITIA

Adaptar el espacio de recreo y otros espacios comunes al proyecto educativo y enfoque pedagógico del centro; diseñar la transformación integral del patio de la manera más participativa posible incorporando trabajo comunitario y generando un espacio inclusivo.

El ayuntamiento de Azpeitia tenía reservada una partida para la transformación integral del patio, lo que supuso la oportunidad de diseñar desde cero el patio soñado por toda la comunidad.

Al tratarse de un un centro de educación infantil, con alumnado de 2 a 6 años, tuvimos que adaptar nuestra manera de trabajar, ya que el alumnado no tenía autonomía suficiente para poder liderar y protagonizar el proceso participativo. Así, llevamos a cabo un proceso en el que las familias y profesorado adquirieron un papel muy importante, a lo que sumamos bastante asesoría en materia de diseño arquitectónico (diseño de mobiliario, realización de planos e intermediación con el ayuntamiento), además de la mediación en el centro.

El proceso comenzó con unas sesiones de formación donde se trabajó sobre los objetivos, el mapa de agentes y los deseos y límites del proceso colaborativo. Se estableció un grupo motor con el que se diseñó el proceso y se concretaron las acciones y programación para la primera fase. De aquí, se creó una comisión de seguimiento que se encargó de dar respuesta a las dudas y necesidades a lo largo del proceso, de garantizar que el proceso fuese participativo y de verificar que las propuestas realizadas fuesen viables tanto técnica como económicamente.  

En este caso se llevó a cabo un proceso completo de nueve meses, donde se desarrollaron las TRES FASES (1). En la primera organizamos sesiones de observación y apropiación sobre el espacio con las familias y el alumnado EJEMPLO (2), se repartieron cuestionarios a todas las familias y se realizó un vídeo para motivar y animar a participar. Durante la fase de ideación, las familias se organizaron en GRUPOS (3) según los nuevos espacios que iba a incluir el patio: zona de experimentación, juegos/juegos verticales, huerta, etc. Una vez estuvieron claras las ideas, se pasó a la PROTOTIPACIÓN (4): el alumnado participó en la construcción de diversos elementos imaginados para probarlos y valorar su incorporación al diseño final.

A pesar de que muchas de estas transformaciones se ejecutaron de manera tradicional (por operarios), no quisimos descuidar el enfoque colaborativo del proyecto, por lo que muchos trabajos se hicieron en AUZOLAN (trabajo comunitario) mediante jornadas de autoconstrucción en las que participaron familias y profesorado ( ).

Después de muchos meses de creación, aprendizaje y trabajo, el nuevo patio de Karmelo Etxegarai disfruta de nuevas áreas y texturas, espacios para el juego libre donde se fomenta la imaginación a la hora de jugar y se evitan las barreras de género al no primar ningún tipo de juego concreto sobre los demás: arenero, huerta, rocódromo, arbolado y plantas, elementos naturales para trepar, esconderse, descansar, correr, socializar…

“Guraso askok erakutsi duten konpromisoa, grina eta lanerako gogoa ikaragarriak izan dira (…) Modu parte-hartzailean egitean, prozesua ez dela inoiz bukatzen konturatzen zara, etengabe proposamen berriak daude (…) Aurrera begira ere, bide honetan sakontzea ona izango litzateke.”

GEROA IKASTOLA

ESCUELA PÚBLICA

GETXO

23 ALUMNOS DE 4º, 5º Y 6º DE PRIMARIA

CO-DISEÑO DEL PROCESO CON LAS FAMILIAS

SESIONES DE TUTORÍA POR PARTE DEL PROFESORADO Y AYUDA DE ESTE EN LA ORGANIZACIÓN DEL EVENTO DE PRESENTACIÓN DE LOS RESULTADOS DEL PROCESO.

FINANCIACIÓN> GOBIERNO VASCO Y
A.M.P.A

Generar una experiencia que sirviese de detonante y factor motivador para que la dirección del centro iniciase un proceso colectivo en torno al patio.

El proceso de Geroa  se llevó a cabo en horas extraescolares (las del comedor)  y con la participación de estudiantes voluntarios/as de 4º, 5º y 6º de primaria. Aquí no se buscaba formar un grupo representativo para un proceso participativo de todo el centro, sino generar un grupo semilla que convenciera al centro de lo importante de continuar trabajando el patio.

Elkartoki Geroa comenzó con el co-diseño del proceso en el Barnetegi, donde participaron dos madres de la AMPA, la artista residente y TIPI. Durante tres días se trabajó en conocer las expectativas, establecer los objetivos y determinar los recursos necesarios (humanos, temporales, materiales) para llevarlo a cabo. Se diseñó un programa en formato “guerrilla” que buscaba llamar la atención sobre ciertos aspectos conflictivos del patio y sus posibles soluciones para poder plantear alternativas al uso tradicional de los espacios.

De octubre a diciembre la artista residente elaboró, junto con TIPI, un programa de mediación que incluía tres etapas: diagnóstico, elaboración de propuestas y difusión del trabajo realizado. El primer paso fue  hacer un diagnóstico del patio sobre el que poder ir trabajando. Para ello se usaron recorridos y acciones para obtener impresiones sobre los distintos espacios y cómo estos se utilizaban. ARTÍCULO (1)

Durante esta fase también se dedicó tiempo a reforzar la identidad de grupo trabajando el liderazgo y la apropiación del espacio. Las alumnas y alumnos se  convirtieron en SUPERHÉROES (2) con una misión muy importante: mejorar el patio.

Contando con los resultados de la fase anterior, las/los participantes seleccionaron algunos espacios y pensaron en cómo mejorarlas. Para poder explicarlo mejor utilizaron técnicas  visuales como el collage, para lo que emplearon las fotos que habían ido haciendo a lo largo de la fase anterior. Las ideas recogidas se reunieron en FANZINE (3) para entregarlo a todo el alumnado. Además de esto, se  realizó un documento de cierre en el que se exponían todas las propuestas de manera más formal para entregárselo a la dirección del centro.

Para la difusión se contó con dos canales: por una parte, se tuvo ocasión de dar a a conocer el proceso a través de las tutorías; y, por otra,  como acto de fin del proceso, se organizó un EVENTO (4) en el que se explicó al resto del alumnado y profesorado todo en lo que habían trabajado, los espacios identificados y los cambios que proponían. El alumnado recibió los fanzines hechos en la fase anterior y fueron conducidos a un tour por los espacios que se querían cambiar. Estos espacios fueron marcados con unas lonas gigantes que tenían impresas unas fotos realizadas con el grupo motor y que sirvieron de testimonio del proceso buscando llamar la atención sobre el espacio de forma muy visual y atractiva.

En este evento también se hizo entrega a la directora del centro del documento formal que contenía las propuestas y que se comprometió a revisar.

El proceso de Geroa ha sido un claro ejemplo de cómo las prácticas artísticas se puede trabajar sobre objetivos comunitarios, aportando nuevos puntos de vista y maneras de hacer. El proyecto, a pesar de haberse desarrollado en la periferia de la vida del centro, ha logrado agitar y poner el foco sobre la problemática de los espacios de recreo, haciendo posible que esta cuestión pase a estar en la agenda del proyecto educativo.

LEKEITIOKO ESKOLA

ESCUELA PÚBLICA

LEKEITIO

200 ALUMNOS APROX.> TODOS LOS ALUMNOS DE PRIMARIA EN EL FORO DE CONVIVENCIA Y ACTIVIDADES EN AUZOLAN Y 5º CURSO EN EL GRUPO MOTOR

TRABAJO COMUNITARIO DE LAS FAMILIAS EN AUZOLAN

COORDINACIÓN, FORMACIÓN Y DIFUSIÓN POR PARTE DEL PROFESORADO

FINANCIACIÓN> GOBIERNO VASCO Y AYUNTAMIENTO DE LEKEITIO

Realizar un proceso de transformación del patio que incluya a toda la comunidad escolar y que siente las bases para continuar trabajando en él a largo plazo.

La escuela de Lekeitio es un centro educativo referente en el territorio, que funciona desde la filosofía de las Comunidades de Aprendizaje, un proyecto basado en el aprendizaje dialógico y la participación de la comunidad en la vida del centro y mejora de la escuela.

En esta clase de centros no únicamente el profesorado interviene en el proceso educativo sino todas las personas que de forma directa o indirecta se interrelacionan con los niños y niñas (familiares, amigos y amigas, vecinos y vecinas del barrio, miembros de asociaciones y organizaciones vecinales y locales, personas voluntarias, etc.).

La escuela de Lekeitio venía además desarrollando un proyecto de coeducación muy elaborado y contaba con personal liberado para la implementación del mismo.

 

Dentro de los aspectos que creían que tenían que mejorar, el patio ocupaba un lugar importante por lo que decidieron trabajar sobre él a través de Elkartoki. Como pasa muchas veces, el patio de la escuela no respondía a las necesidades y deseos del centro pero, además en el caso de Lekeitio existían otras peculiaridad añadidas, y es que en época de vacaciones el patio se convierte en un aparcamiento disuasorio destinado a acoger a la multitud de visitantes que recibe el municipio y su playa.

 

Esto suponía que, de cara a la futura intervención, no se podría poner nada permanente que impidiera este uso.

 

En este caso se trabajó con un grupo motor formado por las tres clases de quinto de primaria y se contó con el Elkarbizitza Foroa (foro de convivencia con participación del alumnado) para la toma de decisiones sobre el diseño final. De esta manera,  fue el alumnado de 5º el que, de forma regular y junto con el artista residente, desarrolló propuestas y prototipos/pruebas en el espacio de recreo, aunque informando siempre de las acciones y recabando ideas y opiniones a través del foro.

El proyecto comenzó con la formación al profesorado y el diseño colaborativo del proceso donde se acordó hacer las tres fases de proyecto: JABETU (entender), ASMATU (imaginar) y ERALDATU (transformar).

En la primera fase el grupo motor realizó una labor de investigación donde, a través de encuestas que prepararon y pasaron a todas las clases, recogieron opiniones e impresiones sobre el patio de todas las alumnas y alumnos y se utilizó el ELKARBIZITZA FOROA (1) para discutirlas y tomar decisiones. De esta fase se sacaron varias conclusiones como, por ejemplo, la necesidad de espacios con naturaleza donde poder estar tranquilos, de escondites o del uso de colores en los muros.

 

Con las claves obtenidas de la fase anterior empezaron a prototipar directamente con el artista residente: había que probar si las ideas que tenían tendrían una buena acogida. Participaron en talleres donde reflexionaron sobre posibles artefactos para construir y los pusieron en marcha de manera efímera para valorarlos. ARTÍCULO (2) Utilizaron muebles antiguos y demás materiales disponibles en el centro hackeándolos y dándoles otros usos.  La valoración se hizo también de manera participativa, contando tanto con el alumnado, como con el profesorado y otras trabajadoras del centro y así como las familias.

 

Los acuerdos obtenidos dieron paso al diseño de lo que sería la transformación final, liderada por el artista y completada a través de auzolan (trabajo comunitario) ARTÍCULO (3).

 

Las zonas que no se hacían aparcamiento, como el pórtico o las esquinas, lograron una mayor transformación. En el primero se hizo un rocódromo y se adaptaron espacios para poder estar de manera más tranquila y en las zonas más periféricas se hizo lo posible para lograr una mayor presencia de elementos vegetales. Para la parte central del patio se emplearon una serie de dispositivos que se podían sacar, logrando con todo ello una redistribución del espacio. Además esta experiencia les proporcionó herramientas para poder seguir trabajando por su cuenta, lo que ha hecho que el trabajo en torno al patio continúe, en un afán de mejora constante.

“Nos decidimos a participar con el objetivo de trabajar la co-educacuón y el proyecto Agenda21  pero luego nos dimos cuenta de que era más que eso, ya que incluía la perspectiva del arte y nuestros/as alumnos/as han disfrutado mucho trabajando.”

SAN NIKOLAS IKASTOLA

IKASTOLA CONCERTADA

GETXO

450 ALUMNOS DE ENTRE 1º Y 6º DE PRIMARIA

ADEMÁS DE PROPONER IDEAS LAS FAMILIAS PREPARARON EL AUZOLAN

EL PROFESORADO PARTICIPÓ EN LOS TALLERES Y TOMÓ DECISIONES EN EL CLAUSTRO

FINANCIACIÓN> GOBIERNO VASCO Y EL CENTRO

Transformar el patio de manera participativa a  través de la construcción de artefactos que ayuden a equilibrar los usos y dinámicas que se dan en el espacio del patio.

San Nikolas Ikastola es un cooperativa de enseñanza creada en 1963 muy arraigada en el municipio. Es un centro muy grande, con muchos espacios comunes y de recreo pero mucho alumnado. El proyecto arranca coincidiendo con la preocupación de la Junta y la dirección del centro en torno a la intensidad de uso y densidad de las zonas comunes.

 

Atendiendo a esto se planteó un proceso que duró casi todo el curso y donde el peso del diseño y desarrollo de talleres y actividades con alumnado y familias lo llevamos desde TIPI, con la presencia puntual de nueve artistas que realizaron talleres adaptados a cada fase y edad.

 

Para garantizar la participación de todo el alumnado se puso en marcha una comisión de estudiantes, formada por alumnas y alumnos de primero a sexto de primaria, que eran portavoces de cada clase y que funcionaba de manera asamblearia ARTÍCULO (1) .

A lo largo de todo el proceso se combinaron más de 100 talleres artísticos y de diseño donde se reflexionó sobre la relación entre el cuerpo y el espacio; se buscaron curiosidades en el espacio que llevaran a reflexionar sobre los hábitos del cuerpo y ayudaran a explorar nuevos hábitos; se imaginaron utopías futuras para el patio combinando realismo y fantasía ARTÍCULO (2); se crearon propuestas a través de múltiples soportes (maquetas, dibujos, intervenciones a escala 1:1) ARTÍCULO (3) y muchas más actividades ARTÍCULO (4).

Dibujando y por escrito, los/as niños/as generaron una gran cantidad de propuestas que fueron valoradas y discutidas en la Comisión para, finalmente, decidir qué querían construir y dónde ARTÍCULO (5).

Si algo caracterizó el proceso de San Nikolas Ikastola fue el alto nivel de participación por parte de las niñas y niños, que formaron parte de todas las fases, actividades y toma de decisiones. Esto también se extendió a la fase de construcción que se desarrolló durante una semana y que permitió construir artefactos, pintar suelos y paredes ARTÍCULO (6) y hackear mobiliario antiguo dándole un nuevo uso. Las alumnas y alumnos aprendieron las técnicas y tomaron parte en la transformación en la medida de sus posibilidades ARTÍCULO (7) y contaron también con la colaboración de un numeroso grupo de madres y padres que se organizaron para hacer los trabajos preparativos de las intervenciones ARTÍCULO (8).

En lo que respecta a la transformación física, se pintaron algunos espacios dotándolos de una mayor vitalidad, a través de artefactos modulares se reconfiguraron espacios que ayudaban a fomentar relaciones de cercanía y se reutilizaron muchos muebles antiguos convirtiéndolos en soportes para nuevos juegos ARTÍCULO (9). Por otro lado, cabe señalar el empoderamiento que supusieron las sesiones de construcción donde se rompieron los estereotipos relacionados con esta clase de actividades. Niñas y niños usaron todas las herramientas que tuvieron a su alcance para construir su nuevo patio, lo que supuso también un notable sentimiento de apropiación de la transformación.

<<<<<<<<<<GORA